Suscríbete a nuestro newsletter

Reciba noticias de nuestros nuevos productos e infromación de como cuidarlos y darles mantenimiento. Bienvenido a la experiencia CESANTONI

* indicates required

LIMPIEZA Y CUIDADO DEL PRODUCTO

CUIDADO DIARIO

Los recubrimientos con acabado brillante presentan condiciones de mayor facilidad de limpieza.

El uso de limpiador comercial multiusos de base no aceitosa, libres de ácidos o amonio, diluido en agua es la mejor opción para realizar la limpieza diaria, mediante el uso de trapeador de algodón, esponja, etc.; evitando a toda costa el uso de cepillos de cerda dura o cerda metálica. Deberá asegurarse que, al finalizar la limpieza, el área quede totalmente enjuagada libre del agente limpiador, para evitar residuos del limpiador que pueda generar áreas resbalosas.

Los productos con acabado rugoso o áspero, presentará un grado mayor de dificultad para su limpieza; por lo que resulta importante que se preste atención a retirar la suciedad a la mayor brevedad para evitar que la suciedad se aloje en la superficie. Se recomienda el uso de un limpiador para pisos concentrado de ph neutro para limpieza frecuente.



CUIDADO POSTERIOR A LA INSTALACIÓN

Una vez terminada la instalación, es común que el recubrimiento presente residuos de adhesivo o junteador; para eliminar estos residuos se recomienda el uso de removedores de boquilla y/o adhesivo, siguiendo las instrucciones indicadas en el empaque de dichos productos.

Es muy importante que la limpieza se realice a la mayor brevedad, para evitar el alojamiento de estos residuos sobre todo en los productos de superficies rugosas o ásperas.

Siempre realice una prueba del producto, mediante la limpieza de un área pequeña, comprobando que el recubrimiento y la junta o boquilla no pierdan su apariencia o color.

Presentamos una tabla de recomendaciones de uso de limpiador para el tipo de mancha:

MANCHAS PRODUCTOS QUÍMICOS DETERGENTES
Tomate, frutas, chocolate, salsas Amoniaco, ácido clorhídrico (HCL) Detergente alcalino
Aceite vegetal / animal, vino, cerveza, helados, café Ácido clorhídrico (HCL) Detergente alcalino
Sangre Hipoclorito sódico Detergente alcalino
Restos de cemento, eflorescencias Ácido clorhídrico (HCL) Detergente ácido
Óxidos y restos metálicos Ácido clorhídrico (HCL) 10% Detergente ácido
Nicotina Ácido cítrico Detergente alcalino
Goma de zapato, Neumático Diluyente nítrico, amoniaco, ácido clorhídrico (HCL) 10% Detergente orgánico
Aceites lubricantes, lápiz, betún Tricloro etileno, acetona Detergente orgánico
Resinas, laca de esmalte Disolvente nítrico Detergente orgánico
Tintas Solución de hipoclorito sódico o ácido sulfúrico, nítrico Detergente ácido